Acerca de mí

Hace poco me preguntó alguien por sorpresa “eres quien dices que eres?” Y súbitamente me encontré ante un papel vacio, todo blanco. ¿Quién digo que soy?

¿Quién he dicho que soy?. ¿Esa persona que trabaja en esto o aquello? ¿terapeuta? ¿submarinista? ¿turista ocasional? Eso son cosas que hago, pero ¿quién realmente soy?

La búsqueda de uno mismo puede durar más de toda una vida, exactamente todas las instancias o vidas de nuestro espíritu o Self o Yo Superior. Eso es lo que yo creo, quizá no esté en lo cierto. De modo que no puedo ofrecer una respuesta a la pregunta de quién soy sino ofrecer una porción de lo que hay dentro de mi, opiniones, pensamientos, sentimientos así breve esbozos de algunos eventos que suceden en mi mundo y que me parecen más importantes que otros.

Tal vez de esa manera no pueda decir quién soy pero sí mostrar un ligero pero desdibujado perfil de lo que puede que sea.

 A lo largo de este blog expongo dos grandes tipos de trabajos, aquellos que están ratificados por pruebas y evidencias irrefutables, demostraciones tangibles y repetibles, todos estos bajo la categoría “Evidencias y actualidad” y otros trabajos que no he podido demostrar y que conforman mi sistema de creencias, todos estos catalogados bajo la categoría de “Teorías y opinión”.

Adicionalmente hay otras etiquetas que se combinan con estas dos descritas, por ejemplo, el comentario subjetivo de un libro está clasificado con “Teorías y opinión” y “Libro”. El resumen o cita sin opinión de un libro estaría clasificado como “Evidencias y Actualidad” y “Libro”. Así sucesivamente.

Muchas de las entradas o artículos que clasifico como “Teorías y opinión” pueden ser acordes con las opiniones de otros más o menos conocidos o reconocidos, pero siempre que no tenga pruebas y evidencias lo clasificare como “Teorías y opinión”, por mucho que mi sistema de creencias se ajuste a la misma.

He de ceñirme a la ética y a la posibilidad de que aquello que yo creo sea incorrecto, en parte o en su totalidad. Existe Dios? No lo sé, no tengo pruebas. Como me dijo alguien: no podemos permitir que la mentira entre en nuestra casa, y yo añado, mucho menos de nuestra mano.

Esta postura de duda  disfruta de una dualidad. El primer aspecto: es fácil de mantener si hacemos un ejercicio de humildad constante, yo no sé si cuento con la verdad , solo creo que cuento con ella; el segundo aspecto: no es fácil de mantener cuando mi sistema de creencias me hace tomar por verdades irrefutables cosas que no puedo demostrar que lo sean. Así que ser objetivo en temas como la metafísica es fácil y difícil a la vez.

Así pues de este modo se lo voy a contar, poniendo especial cuidado en diferenciar lo que entiendo como prueba irrefutable u opinión. Espero sean pacientes y tolerantes si en algún punto me desvío. Para eso este medio nos brinda la opción de realizar comentarios. No la desaprovechen si creen que deben hacerlo.

Espero disfruten este blog y aunque no compartan su punto de vista les sea de utilidad para comprender el mío. Creo firmemente que si nos parasemos más a menudo a comprender los puntos de vista ajenos muchos de los conflictos de este mundo estarían ya resueltos.